1. LAS CASAS COLGADAS (CUENCA):
Encaramadas a la cornisa de la roca sobre la hoz del Huécar, las Casas Colgadas son símbolo indiscutible de Cuenca y verdaderas joyas de la arquitectura gótica popular. Realizadas en mampostería con sillares en las esquinas y asentadas en ménsulas, se asoman al río desde sus balcones voladizos de madera sobre el acantilado.

Del conjunto de estas casas sólo tres son visitables: la casa de la Sirena, que aloja un mesón donde degustar la tradición, y las Casas del Rey, que permiten observar elementos originales de construcción en su interior, como la viguería de madera y que albergan, para deleite de todos, "el más bello pequeño museo del mundo”: el Museo de Arte Abstracto Español.

2. CATEDRAL PRIMADA (TOLEDO):
La actual catedral de Toledo es un edificio gótico del s. XIII, erigido sobre la antigua mezquita árabe, que a su vez se edificó sobre un templo visigodo y cristiano anterior. Fue promovida por el arzobispo Jiménez de Rada, que trajo el gusto por el gótico francés, evidente en la puerta norte, que presenta evidentes analogía con Notre Dame de París. Sus escenas esculpidas en piedra, sobre la vida de Cristo, fueron un auténtico catecismo durante la Edad Media. Contemplado comenzando por su extremo exterior izquierdo, recorreremos desde la Anunciación hasta el Jucio Final.

Las puertas son una parte fundamental de la fachada principal. Además de la mencionada, la Puerta del Perdón, en el centro de la fachada principal, es del s. XV, plenamente gótica, y sólo se abre en grandes ocasiones. La Puerta de los Leones, la más moderna, tiene uno de los cojuntos de esculturas hispano-flamencas más importante del s. XV, que alcanzan su cumbre en la representación de la Virgen, en su parteluz.

3. MUSEO HOSPITAL MINERO DE SAN RAFAEL DE ALMADÉN (CIUDAD REAL):
El Museo se halla en el Real Hospital de Mineros de San Rafael, un edificio singular en forma de L del siglo XVIII que se encuentra integrado dentro del complejo arquitectónico del Parque Minero. El Hospital está catalogado oficialmente como Bien de Interés Cultural desde 1992.

El centro sanitario, adelantado en su tiempo, ya trataba eficazmente el hidrargirismo (intoxicación aguda) y el mal de azogue (síndrome neurólogico), ambas patologías provocadas por la exposición prolongada al mercurio. Contaba con cajón-sauna y playa. Apoximación lúdica a las costumbres y vida diaria de los mineros y sus familias. Una mirada a los calabozos, donde residían los presos que trabajaban en la mina.

Noticia publicada en www.clm24.es
Fuente: Turismo de Castilla-La Mancha

Más Patrimonio