Una de las costumbres con más arraigo en Almadén es “hacer la baca”. Un verdadero acto social que consiste en salir, más bien al mediodía, y juntarse con amigos o familiares ante una copa de vino o una cerveza mientras se prueban tapas tan variadas como tiznao, moraga, berenjenas en vinagre o guarrillo, a la vez que se disfruta de un buen rato de conversación incluso, a veces, entonando canciones populares de Almadén.

Diferentes son las teorías acerca del origen de esta expresión, incluso hay divergencias a la hora de escribirla (con b o con v). He aquí algunas de ellas:

  • Hacer la baca: procedente de la honra que con la práctica de esta costumbre se hace al Dios del Vino, Baco.
  • Hacer la baca: los mineros, después de dar su jornal de mina, se paraban en la taberna más cercana a su domicilio y tomaban un vinito y una raspa de bacalao con algún vecino, amigo o compañero de fatigas subterráneas antes de ir a comer.
  • Hacer la vaca: posiblemente la teoría más verosímil, procedente de la Real Cárcel de Forzados donde los presos tomaban el almuerzo en lo que llamaban la “hora del vacar”, momento en el que cesaban sus ocupaciones durante el trabajo diario en la mina.

¿Dónde hacer la vaca?

Actualidad